Reflexión sobre el PLN

Lo dije hace unos meses y hoy luego de ver ese ultraconservador artículo de Fernando Zamora en La Nación (que afortunadamente no firma en condición de Secretario General del PLN), try lo repito.

“Triste: Un candidato a la SG del PLN, ed se tomó tan apecho el tema de la renovación, que parece más bien ser del Partido Renovación Nacional”

Empero, acá el problema sobre el artículo radica en que los ideales plasmados en el pensamiento de Fernando Zamora, son incompatibles con el papel que debe jugar un partido socialdemócrata como el nuestro. La de don Fernando es más bien parecida a la de un partido como Renovación Costarricense.

Las preguntas entonces que uno se plantea son: ¿Cuantos PLN existen actualmente? ¿Cuál de todos es el que hoy tiene mayor influencia en nuesto Directorio Político, Comite Ejecutivo, Fracción, Dirigencia, entre otros? ¿Son el mismo en cada uno de estos?

Hoy quienes aspiramos a fundar un #nuevopln que vaya más allá del discurso, tenemos diferentes conceptos y posturas sobre el tema de familia, y apoyamos sin ningún miramiento los debates de temas como la FIV, la unión civil de personas del mismo sexo, muerte asistida, legalización de la marihuana. entre otros. Todos ellos, sobre los cuales urge tomar postura.

Mientras uno de los miles de problemas sobre el presente y futuro del PLN, es que ante tal nivel de diversidad de pensamiento, producto de habernos convertido desde hace muchos años en un partido “catch all”, yo ya no sé si son ellos o soy yo,  él que está equivocado de partido, pero como este no toma postura sobre nada, llevamos mucho tiempo conviviendo personas con posiciones antagónicas en el mismo.

Se requiere a todas luces un nuevo congreso ideológico, uno sencillo, breve, que todos puedan leer y sobre todo entender, para que no se quede en el olvido como el V Congreso Ideológico “Daniel Oduber”, que la gente ni sabe que existe, no lo ha leído y se nota.

Etiquetas: , ,

Post Relacionados

Suscripciones: (RSS) / Boletín Electrónico.

Envíe el post por correo    Únase al blog en Facebook     Envíalo por Twitter

Compartir en Facebook

Comentarios