¿Es necesaria una junta de notables?

El reciente anuncio de convocar a una nueva junta de notables que presente en el corto plazo una propuesta para avanzar hacia mayores niveles de funcionalidad y calidad de nuestra democracia, pill ha despertado justificadas criticas entre la oposición, al revivir los fantasmas de anteriores iniciativas de este tipo, con resultados olvidados y por ende muy pocos efectivos.

El contexto que vive la actual administración muy probablemente no es el idóneo para anunciar este tipo de propuestas. Sin embargo, pese a todas las críticas que pueda enfrentar el Poder Ejecutivo por esta decisión, hay que reconocer que es una decisión valiente, ya que hasta ahora las fuerzas políticas del país habían preferido abstenerse de emprender un proyecto de esta envergadura.

Desde el punto de vista político de oposición. La convocatoria de una junta de notables, puede interpretarse como que la actual administración carece de personal calificado para analizar y proponer soluciones a los problemas que ha venido enfrentando desde ya hace dos años. Este ha sido el criterio del diputado Fishman quien lo tradujo como: “un grito desesperado de ‘¡ayúdenme!’ de parte del Poder Ejecutivo”. Además incrementa las odiosas comparaciones entre la actual administración y la del ex presidente Pacheco, lo que permite a la opinión pública y medios de prensa hacer comidilla del asunto.

Desde el punto de vista político de gobierno. Esta más que claro desde hace mucho tiempo, que el grave problema de gobernabilidad que afronta el país se encuentra estrechamente ligado a temas de orden constitucional y que más que un problema de los actores que se encuentren temporalmente en el poder, estamos ante un problema mayor ¡El sistema está agotado!

No obstante, la convocatoria de una Asamblea Constituyente no es un paso fácil que se pueda dar en ningún gobierno, se requieren pasos previos que puedan legitimar tal decisión ante la opinión pública y otras fuerzas políticas que puedan estar temerosas ante una decisión de este calibre. De modo que, la clase política necesita que la idea provenga de criterios técnicos y no políticos, que le brinden una mayor legitimidad y de paso evitar que sea satanizada ad portas, como muy probablemente sería, si proviene de un determinado gobierno o grupo político.

Mejor si no viene de políticos. La convocatoria de una nueva junta de notables para estos asuntos, es una estrategia inteligente que busca despolitizar un poco una decisión de semejante trascendencia, la cual tendrá mejor recepción si viene de un espacio neutro reconocido y de figuras provenientes de distintos sectores con una autoridad respetada por todos.

Esperemos que la revisión de análisis de propuestas ya existentes se traduzca en propuestas concretas que sean acatadas. De no ser así, será un nuevo paso en falso de la clase política que solo aletargará más decisiones que urge tomar.

Nota recomendada de El Financiero sobre el tema.Ver aquí.

Publicado en la Revista Poder Político de Costa Rica (Versión digital).Ver aquí.

Etiquetas: , , ,

Post Relacionados

Suscripciones: (RSS) / Boletín Electrónico.

Envíe el post por correo    Únase al blog en Facebook     Envíalo por Twitter

Compartir en Facebook

Comentarios